Componentes Básicos de un Gráfico

Componentes-Esenciales-de-un-Gráficol

Nadie puede dudar que los gráficos se han convertido en una herramienta estándar de negocios a lo largo de la última década. Miles de presentaciones con gráficos son creadas y empleadas cada día para comunicar y sustentar ideas.

En esencia los gráficos representan un lenguaje visual que te permite explorar, dar sentido y comunicar información cuantitativa. Y como en todo lenguaje existen ciertos códigos básicos que debes aprender y dominar para comunicar de forma efectiva.

En este artículo podrás aprender cuales son los elementos básicos que debe contener todo gráfico, las bases del alfabeto visual. Los temas a tratar en este artículo son:


1. Componentes Básicos de un Gráfico

Elaborar un gráfico no se trata solo de representar números en el espacio, se trata de representar el significado oculto detrás de esos números, las conclusiones, los hallazgos que te permitirán tomar mejores decisiones.

Nuestro verdadero trabajo como analistas es descubrir estos elementos y comunicarlos de forma efectiva. Cuando creamos un gráfico no se trata de elaborar algo estéticamente lindo para colocar en una presentación. Se trata de crear una herramienta que contribuya al análisis y síntesis de información valiosa para la toma de decisiones.

En esencia todos los gráficos se componen de tres elementos principales, entre texto e imágenes: título, cuerpo y pie. No obstante dentro de cada uno de estos elementos principales puedes encontrar otros sub-elementos. Veamos en detalle las características más importantes de los tres elementos básicos de un gráfico.

2. Título

El título es la inscripción principal que se emplea con el propósito de dar a conocer tu audiencia las variables, características y naturaleza de tu gráfico y de la información que codifica. Nunca subestimes el valor de un buen título. La importancia de su mensaje hace que sea el título sea el elemento de texto más grande y dominante de la jerarquía organizativa.

El título debe expresar el contenido de tu gráfico en forma ordenada, clara y concisa, en un equilibrio que evite la descripción excesiva o la brevedad extrema.

Para escribir un buen título debes ser capaz de capturar y detallar el contenido conceptual de tu gráfico. Para ello mi recomendación es que busques que tu título responda siempre a cinco preguntas básicas sobre el contenido que presentas: ¿Qué? ¿Quién? ¿Dónde? ¿Cuándo? y ¿Cómo?

Aprende a usar estas preguntas claves a tu favor. Como decía Kipling: “Tengo seis honestos sirvientes, me enseñaron todo lo que sé, sus nombres son Qué y Por Qué y Cuando, y Cómo y Dónde y Quién1

2.A. ¿Qué?

El “Qué” se refiere al hecho principal observado en la gráfica, que quieres destacar y comunicar a tu audiencia. Es tu frase de apertura y contiene por ende el enunciado inicial. Para aprovecharlo al máximo debes hacer que resalte de la forma más clara posible el fenómeno que estás evaluando.

Tal como lo imaginas: es clave elegir las palabras adecuadas para definir el “Qué” de tu gráfico. Pero no te preocupes, la siguiente lista de palabras te ayudará a encontrar encontrarlo de forma mucho más simple.

  • Cuando desees destacar un fenómeno en una serie de tiempo es ideal usar palabras como tendencia, comportamiento, crecimiento, cambio, transformación o evolución.
  • Si lo que buscas es llamar la atención sobre la estructura o composición de tus datos puedes emplear palabras como clasificación, distribución, participación o composición.
  • Si se trata de destacar el impacto de un cambio en las características de los datos puedes emplear palabras como diferencia, alteración, variación, disparidad o divergencia.
  • En los casos en que debas resaltar el comportamiento de datos que se mueven en un mapa puedes utilizar palabras como flujo, movimiento, afluencia, intercambio, desplazamiento o corriente.

2.B. ¿Quién?

El “Quién” le permite a tu audiencia identificar que actores están involucrados en los datos presentados. Se trata de identificar con claridad a aquellas personas, segmentos o grupos de tu organización, proveedores, clientes o visitantes, que forman parte de los datos y la situación bajo análisis.

2.C. ¿Cómo?

El “Cómo” indica el método que estamos empleando para presentar la información, dando indicios de la forma en que estamos segmentando los datos.

2.D. ¿Dónde?

Es claro que el “Dónde” hace referencia al lugar al que corresponden los datos que estamos representando. Define la localización de la situación bajo análisis y mientras más precisos seamos en acotar la ubicación exacta mejor.

2.E. ¿Cuándo?

Por último el “Cuándo” nos permite establecer el período temporal o rango de tiempo que cubre la información, pudiendo hacer referencia a un día, una semana, un trimestre, un año o varios años determinados.

2.F. Ejemplo de un título bien definido

Un ejemplo de un buen título para un gráfico sería el siguiente:

EVOLUCIÓN DE LOS NIVELES DE SATISFACCIÓN DE LOS MIEMBROS DE EXCELLENTIAS POR SEGMENTO DEL CLIENTE, MÉXICO, MARZO 2014 – MARZO 2015

En este título es posible encontrar con claridad las respuestas a las cuatro preguntas básicas:

  • ¿Qué?: EVOLUCIÓN DE LOS NIVELES DE SATISFACCIÓN.
  • ¿Quién?: MIEMBROS DE EXCELLENTIAS.
  • ¿Cómo?: POR SEGMENTO DEL CLIENTE.
  • ¿Dónde?: MÉXICO.
  • ¿Cuándo?: MARZO 2014 – MARZO 2015.

2.G. Sub-títulos.

El título puede o no contar con otro sub-elemento: el sub-título. Un sub-título es una descripción corta y simple que soporta o amplía el mensaje principal que busca transmitir tu título.

Una buena práctica es emplear el sub-título para destacar la unidad de medida que estamos empleando en el gráfico, si acaso las variables contenidas en el gráfico se encuentran expresadas en una misma unidad de medida. La notación suele hacerse entre paréntesis debajo del título, sin añadir ninguna preposición.

Siguiendo con el ejemplo que empleamos anteriormente, un buen sub-título sería el siguiente:

EVOLUCIÓN DE LOS NIVELES DE SATISFACCIÓN DE LOS MIEMBROS DE EXCELLENTIAS POR SEGMENTO DEL CLIENTE, MÉXICO, MARZO 2014 – MARZO 2015 (% Clientes Satisfechos)

3. Cuerpo

Es la ilustración de los valores asociados a tus datos, el conjunto de formas que elegiste para codificar y representar de forma visual la información. En el cuerpo es justamente donde la estadística gráfica hace su magia: los datos numéricos complejos y abundantes se transforman en información codificada a través de formas geométricas.

Puede tratarse de un gráfico de barras, o un gráfico de línea, un gráfico de dispersión, un histograma, un mapa de calor o cualquier otra forma que hayas seleccionado para representar tus datos. En cualquier caso el cuerpo de tu gráfico siempre estará compuesto de un conjunto de elementos claves, fácilmente identificables: figura, ejes de coordenadas, líneas de división y leyenda.

3.A. Figura

Es el conjunto de puntos, líneas, barras, polígonos o figuras geométricas que empleas para representar los datos estadísticos. Como dice Edward Tufte: “El gráfico revela el dato.” 2

Elegir la figura correcta es clave para comunicar ideas complejas con claridad, precisión y eficiencia.

La figura te permite mostrar los datos, al tiempo que induce a tu audiencia a pensar y analizar el resultado. Toda figura se encuentra compuesta por puntos de datos. Un punto de datos es la representación gráfica de un valor numérico particular (por ejemplo, una barra o un punto).

La unión de múltiples puntos de datos conforma una serie de datos. Cuando varias series de datos se representan en un gráfico cada serie de datos se identifica mediante un color o un patrón único que se asocia a una etiqueta en la leyenda del gráfico.

Recuerda: siempre debes eliminar de la figura todo elemento que distorsione el mensaje que los datos tienen para decir y debes procurar que se encuentre cercanamente integrada al resto de los elementos que integran el cuerpo de tu gráfico.

3.B. Ejes de coordenadas

Al momento de elaborar una gráfica nuestra primera necesidad es contar con un sistema de referencia que nos permita orientarnos en el espacio. Los ejes de coordenadas son justamente esta referencia.

Por lo general usarás un eje de coordenadas cartesianas, compuesto por dos ejes numéricos perpendiculares, uno horizontal, llamado eje de abscisas y otro vertical o eje de ordenadas. La primera coordenada o abscisa de un punto nos indica la distancia a la que dicho punto se encuentra del eje vertical. La segunda coordenada u ordenada indica la distancia a la que se encuentra el punto del eje horizontal.

Un amplio número de las gráficas que hoy en día podemos crear son construidas sobre sistemas de coordenadas cartesianas, en una, dos o tres dimensiones.

No obstante existen otros sistemas de referencia que podemos emplear tales como el sistema de coordenadas polar, el sistema de coordenadas parabólico, el sistema de coordenadas hiperbólico o el sistema de coordenadas elíptico, por solo nombrar algunos.

Puedes incluir marcas de graduación sobre tu eje, bajo la forma de pequeñas líneas de intersección. En conjunto con las etiquetas le comunican a tu audiencia la escala que estas utilizando. Deben ser marcas sutiles, que no afecten el mensaje principal. Son solo una guía para la lectura. Puedes incluso prescindir de ellas si etiquetas la figura de forma directa.

Es muy importante: Sin etiquetas tus ejes son solo una decoración innecesaria de la que puedes prescindir. Si usas ejes debes etiquetarlos modo que tus lectores sepan que puntos se representan en la escala y que tipo de escala empleas. Otro consejo útil que puedo darte con respecto a los ejes es que nunca los sesgues haciendo que comiencen en un valor distinto de cero (0). Es una terrible práctica que en la mayoría de los casos no será necesaria. Ni bien valorada.

3.C. Líneas de División

Las líneas de división son las líneas verticales y horizontales que se encuentran dentro del área de trazado para ayudar a leer los valores de la gráfica. Las líneas de división deben ser sutiles y nunca deben ir en detrimento de la legibilidad de los datos. Es preferible no usarlas si su color afectará el mensaje a comunicar.

3.D. Leyenda

Tal vez utilizas una escala de colores para indicar la magnitud, o el tamaño de un triángulo para representar los valores. Quizás se trate de una combinación de ambos. La leyenda es justamente el espacio que tienes para explicar lo que se supone que significan estas codificaciones.

No dejes a tu audiencia intentando adivinar. Usa la leyenda para describir con la mayor claridad posible la simbología que estas utilizando, sea ésta mediante colores, densidades de color, sombreados, tipos de línea o formas.

4. Pie

El pie es la parte inferior del gráfico que se destina para anotar aquellas aclaraciones o señalamientos particulares sobre la información que refuerzan su interpretación. Comprende las notas de tu gráfico y la fuente u origen de tus datos.

4.A. Notas

Las notas— contienen información de carácter general sobre el contenido del gráfico y las definiciones tomadas para su elaboración. Que datos se incluyen, que datos se excluyen, si los datos se encuentran en revisión, si son cifras parciales, en fin todo aquello que contribuya a entender mejor la naturaleza de la información.

Las notas se usan también para indicar la metodología adoptada durante la investigación o recolección de los datos (Por ejemplo: medición transaccional, entrevista presencial, encuesta telefónica, etc).

4.B. Fuente

La fuente es una indicación que se encuentra al pie del gráfico y tiene como fin señalar el origen de los datos, así como orientar a tu audiencia sobre quien genera la información y su localización en caso de que necesiten realizar alguna consulta directa.

Cuando es necesario señalar dos o más fuentes lo recomendable es hacerlo citando a cada una en filas o reglones diferentes.

Esto debería ser evidente. Debes incluir siempre el origen de tus datos. Siempre debes identificar la fuente de los datos. Hacerlo te garantiza que tu trabajo sea más respetable y le permite a otros profundizar si están interesados en hacerlo.

Después de aplicar todo el conjunto de consideraciones detalladas en este tutorial podrás obtener un resultado final muy similar a este, salvando las consideraciones de la figura.

Componentes-Esenciales-de-un-Gráficol-GRAFICO-EJEMPLO

¿Qué opinas? Simple y funcional.

Al seguir y respetar estos principios básicos de alfabetización gráfica podrás comunicar con mayor eficiencia tus resultados, invitando a tu audiencia a pensar y sustentar su decisiones números.

Y así cambiamos el mundo, a nuestra manera, un gráfico a la vez.


  1. Rudyard Kipling; “Just So Stories“; 1era. Edición Original: 1902; Edición Proyecto Gutenberg: 2008. ?
  2. Edward Tufte; “The Visual Display of Quantitative Information“; 2da. Edición; Graphics Press; 2001. ?

Deja un comentario:

¿Te vas sin unirte a nuestro Boletín Semanal?

Recibe gratis en tu correo cada semana nuevos recursos para hacer cosas asombrosas en Excel

Odiamos el SPAM tanto como tú, tus datos están seguros con nosotros.